Una visita a una granja láctea

Martin Thaller es uno de los proveedores lácteos de Bergader.

Su granja en las pintorescas tierras prealpinas de la Alta Baviera tiene una larga tradición. Su padre y su abuelo también suministraron leche para Bergader. La relación de confianza genuina con la explotación láctea se mantiene hasta hoy. El extenso establo, bien iluminado, de la granja, alberga unas 50 vacas; escrutan atentamente a todos los visitantes. Un ambiente beneficioso para las vacas se crea proporcionando mucho aire fresco y dejando cajas con paja y también cepillos que les dan a las vacas el placer de rascarse las espaldas. La alimentación - heno y ensilado de hierba - viene de la propia granja.

El camión de recogida de Bergader visita la granja una vez al día y recoge la leche recién ordeñada. El granjero apunta orgulloso a un premio muy especial. Su granja recibió la "Weiße Band der Milchelite" ("Faja blanca de la élite lechera") de la DLG (Sociedad Agrícola Alemana). Los granjeros que han proporcionado leche de la máxima calidad durante más de cinco años reciben este galardón. Martin Thaller: "Trabajo con mucha atención 365 días al año para lograr esto. Esto requiere una alimentación consistentemente buena, una higiene meticulosa durante el ordeño y dedicar mucho tiempo para cuidar mis vacas. Solo los animales sanos pueden producir la mejor leche."

Historia de Bergader
"Una buena empresa es como un buen queso. Madura."

Más